miércoles, 14 de mayo de 2014

LA FARRAPONA.LOS BÌGAROS.LOS ARROXOS 17.05.14

Salimos del Alto de La Farrapona en direcciòn a los picos que tenemos al Este, que son Los Bigaros 2038 Mts y El Muñòn 2027 Mts. La bajada es hacia la Braña de La Mesa, visitando de paso el Lago Chau.
Bajaremos a Saliencia por las impresionantes hoces de Los Arroxos.
En pleno Camín Real de La Mesa hay brañas de pastoreo, con ancestrales corros de piedra y cabanas de teito, destacando entre ellas la que lleva el mismo nombre que esa afamada vía romana, la Braña de La Mesa. Que está en el puerto del mismo nombre. Junto a ella, pero ya olvidada y con sus cabañas derruidas se encuentra la Braña de Saliencia, al final de la Foz de Los Arroxos.
Si salimos en direciòn contraria:
Si salimos del típico pueblo de Saliencia, en el valle somedano del mismo nombre, en pleno corazón del maravilloso Parque Natural de Somiedo, podemos hacer una bonita excursión a pie hasta la braña y puertos de La Mesa, siguiendo una senda que sube entre un excelente hayedo por la llamada Foz de Los Arroxos, formada por el río del mismo nombre o del Puntón (así se llama también a la pequeña sierra de la zona y a una bella cascada que forma el río de Los Arroxos, como a mitad del corto desfiladero).

La caminata ascendente es como de una hora de duración a paso descansado, pasando entre el hermoso bosque de especies arbóreas autóctonas y la garganta que surca y torrencial río, o mejor arroyo, de Los Arroxos. En la marcha se pueden ver, además de la cascada y torrenteras, centenarias hayas, floridos acebos (que hay que respetar al máximo) y singulares formaciones rocosas. En ese lugar, ahora catalogado como rea de uso restringido, por lo cual no se debe nunca de salir de la senda marcada, abunda la fauna salvaje, desde cérvidos a jabalíes y zorros, además de numerosos mustélidos, aves y reptiles. También se pueden ver ardillas y ginetas. Y ocasionalmente habitan allí los osos y lobos, por lo cual es importante respetar la paz y silencio natural. La educación medioambiental es fundamental en la Naturaleza, y en esa zona más.

Tras dejar atrás la Foz de Los Arroxos, se entra el una pendiente pradera donde se asentaba antaño la Braña de Saliencia, hoy con sus cabañas de teito medio derruidas. Esta braña era como una "sucursal" o "barrio" de la famosa Braña de La Mesa, que se encuentra unos metros más arriba. En esta última hay una treintena de corros de piedra, del más puro etilo castreño, que es muy importante conservar (aunque hasta ahora las autoridades culturales y medioambientales de Asturias no hicieron mucho).

En la Braña de La Mesa, en plena calzada o Camín Real de La Mesa, aparte de los ancestrales corros de piedra, hay varias cabañas más modernas, unas con cubierta vegetal, de teito, y otras con tejas. Una de ellas, como descubrió el estudioso gijonés Severino Canal, tiene una cruz en el dintel de la puerta, dado que fue una afamada capilla de esa braña. Estando la imagen de la Virgen de La Mesa actualmente en la iglesia de Endriga.

Desde la Braña de La Mesa se puede seguir, tras descansar en ese histórico y bello lugar y refrescar con el agua de sus fuentes, por el camino real en dirección a la campera o puerto de La Madalena (en dirección Norte), en una hora de fácil caminata, pasando por los collados de El Muro (donde existió una fortificación o defensa seminatural) y Cuenye La Mucher. Para bajar, en similar tiempo a Saliencia, a través de las típicas brañas somedanas de Las Morteras, siguiendo un sendero pastoril que se toma a la derecha (al Oeste) en los puertos de La Madalena. En esa zona había antaño a la vera del camino, lo mismo que en la Braña de La Mesa, una afamada venta y ermita. En las Morteras de Saliencia abundan aún las cabanas de teito (similares a las pallozas). Es así están algo cuidadas y protegidas por las autoridades. Los corros no.

Al final del sendero, junto a las últimas cabañas, sale una pista hormigonada que conduce al mismo pueblo de Saliencia.
Iremos con nuestros compañeros del Grupo Marquès de Casariego de Tapia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario