lunes, 14 de septiembre de 2015

RESERVA INTEGRAL DE MUNIELLOS 13.09.15

La reserva natural integral de Muniellos (en asturiano, Munieḷḷos [muˈnje.ʈʂos]) está localizada en el suroccidente del Principado de Asturias, entre los concejos de Cangas del Narcea e Ibias dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea y del Ibias, y ocupa un espacio total de 59,7 km², comprende tres montes: el monte de Muniellos, La Viliella y el monte de Valdebois. La altitud osicla entre los 680 m. en las zonas más bajas hasta los 1640 del pico de la Candanosa. El monte de Muniellos constituye el corazón de la reserva y comprende la cabecera del río Muniellos, afluente del Narcea.Es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa.
Munieḷḷos fue declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera en el 2000. Las Visitas deben ser autorizadas por la Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias, permitiéndose un máximo de 20 visitantes por día, y está abierto hasta las nueve de la tarde.
FLORA.
La especie dominante en Muniellos es el roble albar (Quercus petraea) y el roble rosado (Quercus x rosácea). Las hayas (Fagus sylvatica). En los valles hay avellanos (Corylus avellana), arce (Acer pseudoplatanus), fresnos (Fraxinus excelsior), diversas especies de sauces (Salix spp.), y alisos, (Alnus glutinosa). En las cotas altas aparece el bosque de abedul (Betula pubescens celtibérica).
La reserva sobresale por sus líquenes con representación de los géneros Cladonia, Lecanora, Pertusaria, Rhizocarpon, Peltigera, Usnea, Fuscidea y Ochrolechia.
FAUNA.
AVES:
Herrerillo común.
Las dos especies de aves de mayor interés e íntimamente ligadas al bosque son el urugallo y el pito negro. Las más abundantes son los páridos. Se pueden observar: Carbonero Común, Herrerillo Común, Herrerillo Capuchino, Mito, Mirlo, Paloma Torcaz, Perdiz Pardilla, Gavilán, y Ratonero Común, así como el Azor, Gavilán, Cernícalo Vulgar, Aguilucho Pálido, Águila Culebrera, Alcotán y Águila Real.
Entre las rapaces nocturnas destaca por su notable abundancia el Cárabo Común; también hay Mochuelo, Búho chico, Lechuza Común y Autillo.
MAMIFEROS.
El oso pardo (Ursus arctos cantabricus),el lobo (depredando fundamentalmente el corzo el jabalí y en ocasiones el rebeco), la nutria (Lutra lutra), el zorro (Vulpes vulpes) y el gato montés (Felis silvestris).
Existen en la zona guias especializados en fauna y flora que te mostrarán los hábitats de especies como el oso y el lobo. Ecotur organiza actividades de conocimiento de la biología del oso pardo y el lobo, en colaboración con la empresa de turismo de naturaleza NATUR.
También, en el entorno de Muniellos se organizan cursillos y campamentos medioambientales, utilizando como base de operaciones el Albergue de Vega de Hórreo.
HISTORIA.
Este fantástico bosque, lleno de leyendas y mitología astur, se asienta sobre un sustrato paleozoico de unos 500 millones de años de antigüedad. En él se pueden observar antiguos circos glaciares y las lleronas, canchales de cuarcitas desmenuzadas. Del origen glaciar de Munieḷḷos dan fe las lagunas del Pico de la Candanosa.
El monte de Muniellos perteneció a los condes de Toreno. Ya se tiene noticia de la utilización de sus maderas a finales del s.XVI en la reparación de los barcos que regresaron de la Armada Invencible. Su explotación comenzó hacia el año 1766, cuando surtió de madera a las construcciones navales de la Armada Española en Ferrol. Con el tiempo ese destino fue variando: traviesas para el ferrocarril, fabricación de duelas, posteados para la minería, etc. En 1970 se prohibieron ya todas las talas y se protegió el bosque.
Sin embargo, numerosas voces se alzaban para solicitar la protección de este fantástico bosque. Entre ellas, la de Félix Rodríguez de la Fuente y el naturalista asturiano García Dory. La historia conservacionista de Muniellos había comenzado unos años antes, hacia 1964, año en que fue declarado Paisaje Pintoresco por el Ministerio de Cultura, desde Madrid. En 1973, el monte fue adquirido por el Estado a través del ICONA, y declarado Coto Nacional de Caza, desde entonces se prohibió la actividad cinegética y se protegió a toda la fauna que vivía en estos montes. Desde este momento con el fin de incrementar la riqueza faunística natural, se establece la veda de todo tipo de actividad cinegética. En 1982 el monte de Muniellos es sometido a un régimen de protección especial y declarado Reserva Biológica Nacional; a partir de ahí se restringieron las visitas a 20 personas al día, se prohibió acampar, llevar perros, pescar, pernoctar en el bosque, etc. y hacía falta obtener una autorización para su visita. En 1988 se amplió la reserva hasta entonces 2.695 ha, a su superficie actual, con la anexión de los montes de Valdebois (en Ibias, 1623 ha) y la Viliella (en Cangas del Narcea, 1224 ha). En el año 2000 se declaró Reserva de la Biosfera.
Por su riqueza ornitológica la Reserva de Muniellos es declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), disfrutando por tanto de las medidas de protección que se derivan de la aplicación de la Directiva 79/409/CEE. Su consideración como ZEPA, así como su catalogación como Lugar de Importancia Comunitaria, supondrán en el futuro la integración en la red europea de espacios naturales protegidos Natura 2000.
Declarado Reserva Biológica Nacional, por Real Decreto 3128/82. Declarado Reserva Natural Integral por Ley 9/2002. Incluido en el Parque Natural de Las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.